El Gobierno transportó a 14.000 inmigrantes de Canarias a la Península

El Gobierno, a través de su plan para paliar la presión migratoria que azota a Canarias en los últimos meses, ha trasladado a la península a 14.000 personas que se han desplazado a las islas de forma irregular desde el archipiélago. Los ingresos de la atención en Canarias, que en los minúsculos yacimientos petrolíferos de los cayucos senegaleses eran este mes de octubre casi del 100%, se encuentran actualmente al 35% de su capacidad, con unas 2.400 personas, según los datos ofrecidos por el Ministerio de Migraciones.

Hasta el 30 de noviembre, 35.410 personas viajaron irregularmente a Canarias, lo que supone un 134% más que el año pasado. Las cifras han desaparecido desde septiembre, debido a la inestabilidad política y social de Senegal y al mal mar durante esta época del año.

El Gobierno ha puesto en marcha todos sus mecanismos, implantados desde hace años, para evitar imágenes de inmigrantes captados en las islas desde toda la costa para no difundir la idea de que Canarias era la nueva Lampedusa. Por un lado, trabajó en los países de origen como Senegal o Mauritania —además de Marruecos, donde sigue funcionando la colaboración política— para evitar la salida de pateras. Por otro lado, evitar que el sistema de protección colapse, derivado de los migrantes hacia la península.

Según informó el Ministerio de Migraciones, encontraron alrededor de 14.000 migrantes que se desplazaron hacia la península. Se dividen entre las diferentes comunidades autónomas según las plazas disponibles. Se trata de un sistema único que no distingue entre territorios, ya que los migrantes son atendidos en una provincia o en otras dependiendo de la oferta de la zona. Para él, durante estos meses, ha habilitado hoteles, albergues y, incluidos, cuarteles militaris. Actualmente el sistema acoge a 39.000 personas, según el propio ministro que anunció una conferencia sectorial con las comunidades autónomas el 28 de diciembre.

«España sigue afrontando cada día un gran reto global en sus costas con la crisis migratoria y abordarlo es clave para la respuesta que este Gobierno ha dado en los últimos años de su adopción», afirmó el titular de Migraciones, Elma Saiz, de Las Palmas de Gran Canaria.

Con motivo de la colaboración con los países de origen y tránsito, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, informó que la aviación de la Guardia Civil dispersada en Senegal impidió que 52 cayucos con 7.000 inmigrantes que habían zarpado llegaran a las Islas Canarias de la costa africana. Esto supone, según las cifras de Interior, que se ha conseguido frenar el 46% de las ligas irregulares en Canarias en los últimos meses.

Grande-Marlaska pronunció estas palabras durante el encuentro que mantuvo con la comisaria europea del Interior, Ylva Johansson, que la acompañó durante su visita a Gran Canaria. A la reunión de trabajo de primera hora, celebrada en la sede de la Delegación del Gobierno de Canarias, también asistieron el presidente de Canarias, Fernando Clavijo; el ministro de Política Territorial y Memoria Democrática, Ángel Víctor Torres; la ministra de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, Elma Saiz; la secretaria del Estado de Asilo y Migración de Bélgica, Nicole de Moor; y el delegado del Gobierno en Canarias, Anselmo Pestana.

La ministra elogió a Johansson «por el enorme trabajo y esfuerzo» desarrollado por la Comisión para que el fenómeno migratorio en Europa se desarrollara «como un desafío y no como una molestia», y avanzar hacia un pacto migratorio común. «Las fronteras de España son también las fronteras de Europa, y la migración debe ser una responsabilidad compartida por los 27 estados miembros y no sólo por los países de primera entrada», dijo Marlaska.

Durante su intervención, también elogió la coordinación entre administraciones para gestionar la migración a Canarias y demostró la importancia de las cinco reuniones de la Autoridad de Coordinación ante la inmigración a Canarias celebradas en septiembre, que se convirtieron, según el dictamen de la ministra, «en un foro muy útil para consolidar e integrar los mecanismos y procedimientos de colaboración en materia migratoria».

Durante la reunión en la Delegación del Gobierno en Canarias, la Comisión Europea visitará también el Centro de Coordinación Regional de Canarias de la Guardia Civil, donde el Ministro del Interior explicará el trabajo que lleva a cabo la Autoridad de Coordinación, presidida por el teniente general Juan Luis Pérez.

Posteriormente, la delegación se trasladará al Centro de Atención Temporal de Extranjeros (CATE) en Barranco Seco, gestionado por la Policía Nacional. En estas instalaciones la acogida inicial de personas migrantes se realiza durante un periodo máximo de 72 horas, hasta su traslado a servicios sociales y de ayuda.

You may also like...