El Parlamento Europeo debate por primera vez el uso del catalán

El posible uso de la lengua catalana en las instituciones de la Unión ha entrado de lleno en la agenda europea. Por primera vez, la Mesa del Parlamento Europeo, el órgano que reúne a sus máximas autoridades, examinó ayer la posibilidad de utilizar el catalán, el euskera y el gallego durante sus plenos.

Fue una discusión breve y no se tomaron decisiones pero, tras escuchar las posiciones de los grupos, la presidenta de la Eurocámara, la popular maltesa Roberta Metsola, decidió encargar al secretario general de la institución que prepare una discusión “más informada” –se sobreentiende que con la elaboración de un informe administrativo sobre cómo se aplicaría en la práctica–para abordarla más adelante, explicaron varias fuentes parlamentarias.

Los grupos conservadores se declaran en contra de que se aborde esta iniciativa

El debate sirvió para tomar el pulso a las decisiones de las diferentes familias políticas. El grupo socialista europeo, impulsor del debate junto con los Verdes, se declaró a favor de la iniciativa y ha pedido que el Parlamento Europeo “se prepare para tomar una decisión antes de final de este año”. También los Verdes e Izquierda Unitaria apoyaron abordar el tema, mientras los representantes del Partido Popular Europeo y los Conservadores y Reformistas se declararon en contra y desde el grupo liberal (Renew, al que está adscrito Ciudadanos) se planteó dejar el debate para enero del 2024.


Lee también

Lluís Amiguet

El Gobierno español reactivó el año pasado la petición del 2005 de cerrar un acuerdo administrativo con el Parlamento Europeo similar al que existe con el Comité de Regiones, cuyo coste paga España, para ampliar su uso en la cámara, pero el asunto nunca se había elevado a la Mesa por no contar, a priori, con mayoría suficiente para sacarlo adelante.

El partido socialista europeo y los Verdes piden que se tome “una decisión antes de final de año”

El detonante del debate de ayer en Estrasburgo ha sido la decisión del Gobierno de incluir en la agenda del Consejo de Asuntos Generales del próximo 19 de septiembre la petición de reconocer las lenguas cooficiales del Estado como idiomas oficiales de la UE. Esta petición es más ambiciosa que la del 2005 y, de salir adelante, situaría al catalán, el euskera y el gallego en pie de igualdad con las 24 lenguas oficiales del club. La posición de Metsola es que el Parlamento Europeo debe “esperar” a lo que decida el Consejo el 19 de septiembre, descartando, por tanto, una decisión independiente por parte de la cámara en favor de la inclusión de estas lenguas, ya que considera que no hay mayoría suficiente a favor de la idea.

Para Ernest Urtasun (En Comú Podem) y Diana Riba (ERC), ambos miembros de Los Verdes /Alianza Libre Europea, Metsola debe someter la iniciativa a votación y no perder esta “ocasión histórica” de “promover la diversidad lingüística en la UE” y reparar la “injusticia” de que la 14.º lengua más hablada de la Unión no pueda usarse plenamente en sus instituciones.

Lee también

You may also like...