El PP elige para presidir la FEMP a la alcaldesa de Jerez pese a que el Supremo acreditó contratos irregulares con Gürtel

El PP ha elegido a la alcaldesa de Jerez, María José García-Pelayo, como su candidata a presidir la Federación Española de Municipios y Provincias, que elegirá este mismo sábado a sus órganos de gobierno. El partido que lidera Alberto Núñez Feijóo encabezará la asociación tras imponerse en las elecciones locales del pasado 28 de mayo y gracias a los pactos con Vox que le dieron algunas alcaldías sin las cuales no tendría garantizado imponerse en la votación de mañana. La vicepresidenta será la alcaldesa de Santander, Gema Igual, también del PP.


Los audios de Marbella: la alcaldesa organizó reuniones entre su hijastro 'narco' y sus concejales

Los audios de Marbella: la alcaldesa organizó reuniones entre su hijastro ‘narco’ y sus concejales

Más

Así lo ha comunicado el PP en una nota de prensa que da por finiquitada la negociación con el PSOE para una lista unitaria, algo que ha ocurrido otras veces en el pasado. Pero el partido de Feijóo ha optado por forzar una votación en el Pleno de este sábado que permita precisamente visualizar su triunfo el 28M.

García-Pelayo recuperó tras las elecciones el bastón de mando de Jerez que ya tuvo en dos mandatos previos: entre 2003 y 2005 (tras un pacto con el Partido Andalucista de Pedro Pacheco) y entre 2011 y 2015.

Durante ese primer mandato compartido con el PA, García-Pelayo firmó unos contratos como alcaldesa con empresas relacionadas con la trama Gürtel que dirigía Francisco Correa, y que le costaron tres años de cárcel.

Pero la alcaldesa se libró. El Tribunal Supremo la exoneró en dos ocasiones. La primera, en 2016, cuando el magistrado Antonio del Moral sostuvo en un auto que existían indicios de delito porque las adjudicaciones, rubricadas por García-Pelayo, fueron una decisión “arbitraria” adoptada “al margen de todo procedimiento legal, beneficiando a unas concretas empresas – tres- que resultaron adjudicatarias en virtud de una decisión tomada, sin respeto a los procedimientos y garantías administrativas”.

El juez añadió que dichos contratos solo podían hacerse efectivos con la firma de la alcaldesa. Aún así, Del Moral levantó la imputación al sostener que “no es exigible que el alcalde presidente de un ayuntamiento como el de la ciudad de Jerez contraste y coteje con cada expediente todas y cada una de las decisiones o acuerdos que firma”.

El fiscal sí vio un delito continuado de prevaricación y falsedad de documento público, ya que los pliegos de adjudicación se elaboraron con posterioridad a que se hubieran amañado.

Tres años después, en 2019, la Fiscalía pidió a Del Moral la reapertura del caso al haber encontrado “nuevos y relevantes elementos probatorios”. Una colaboradora de Correa situó a García-Pelayo en la preparación del amaño de los contratos. Según su confesión, la alcaldesa de Jerez no se limitó a firmar los contratos, sino que participó en dos reuniones en las que se decidió beneficiar a la red de corrupción. Uno de los cabecillas de la trama Álvaro Pérez, ‘El Bigotes’, corroboró esta declaración.

Pero el mismo juez del Supremo dio carpetazo definitivo a la causa al considerar que los delitos habían “prescrito”. Es decir, que había pasado el tiempo suficiente para quedar fuera de la acción penal.

You may also like...