El PSOE facilita que PNV y Junts tengan grupo propio en el Senado, aunque dependerá del PP

El PSOE ha facilitado que PNV y Junts puedan conformar un grupo parlamentario propio en el Senado con la cesión de varios de sus senadores a estas formaciones para que lleguen al número mínimo requerido, según han informado a Europa Press fuentes parlamentarias. En cualquier caso, será la Mesa del Senado, donde tiene mayoría el PP, el órgano que tenga que dar el ok a este movimiento.

El Reglamento del Senado exige sumar un mínimo de diez componentes para conformar un grupo parlamentario, número que se puede reducir durante el transcurso de la legislatura pero nunca pueden ser menos de seis. Es ahí donde entra la Mesa del Senado, con la Presidencia y la mayoría del PP, para supervisar este proceso.

Lee también

Tras las elecciones del pasado 23-J, y teniendo en cuenta los senadores por designación de los Parlamentos autonómicos, el PNV cuenta en esta legislatura con cinco miembros, por lo que el PSOE le tendrá que ceder otros cinco senadores para que pueda conformar su grupo parlamentario.

Además, si quiere que no se acabe diluyendo el grupo durante el transcurso de la legislatura, los socialistas tendrán que mantener al menos un parlamentario en este grupo para que no se disuelva cuando se acabe el período de sesiones. 

Junts repite alianza con Coalición Canaria

Algo parecido ocurre con Junts, aunque la formación de Carles Puigdemont cuenta en el Senado con tan solo tres senadores. Sin embargo, fuentes parlamentarias han informado a Europa Press que se coaligarán con el senador de Coalición Canaria, utilizando la misma fórmula que la anterior legislatura.

En cualquier caso, la suma de Junts y Coalición Canaria tan solo suman cuatro senadores, por lo que el PSOE les prestará al menos seis miembros para facilitar el grupo parlamentario de ambas formaciones, que en la anterior legislatura se denominó «Grupo Nacionalista».

Como sucede con el PNV, los socialistas tendrían que seguir con al menos dos parlamentarios en este grupo para que este grupo nacionalista no se acabe disolviendo cuando se acabe el período de sesiones. TAMBIÉN SE LO FACILITA A SUMAR

El grupo de la Izquierda confederal

Asimismo, el PSOE, dentro de esta intención de ceder senadores para tener «cuántas más voces» en la Cámara Alta, también ha decidido permitir que se reedite el Grupo Izquierda Confederal en el Senado, donde se encuentran tres partidos integrantes de Sumar y Asociación Socialista Gomera (ASG).

Es decir, el grupo lo conformarán Compromís, Más Madrid, ASG y el senador de la coalición PSOE-Sumar en Ibiza/Formentera y tendrá como primera portavoz a la parlamentaria de la formación madrileña, Carla Antonelli.

Para ello, el PSOE les cederá otros seis senadores, aunque este grupo está a la espera de que el Parlamento de Navarra designe a Uxue Barkos, de Geroa Bai, para que se sume a esta conglomeración. 

El resto, al mixto

A falta de que se designen todavía senadores de alguna comunidad, el hemiciclo del Senado estará compuesto por quince partidos políticos: PP (143), PSOE (92), ERC (6), Bildu (5), PNV (5), Junts (3), Vox (3), ASG (1), AHI (1), UPN (1), Compromís (1), Más Madrid (1), Geroa Bai (1), BNG (1), Coalición Canaria (1).

Ya se contaba con los grupos parlamentarios propios de PP, PSOE y ERC-Bildu, que se presentaron conjuntamente a las elecciones en la Cámara Alta y repetirán la misma fórmula de grupo parlamentario, aunque en este caso ha crecido la representación de Bildu y podría acaparar más protagonismo dentro del grupo.

Y teniendo en cuenta los préstamos del PSOE al resto de partidos para conformar sus grupos parlamentarios propios, cabría esperar que Vox y UPN acaben formando parte del Grupo Mixto. Y falta por saber qué harán BNG y AHI.

Lograr grupo parlamentario supone tener representación en todos los órganos del Senado, portavoces y turnos de intervención e iniciativa, además de más recursos económicos y medios humanos y materiales.

You may also like...