hasta 14.750 euros mensuales en tres partidas diferentes

Casi un año y medio después de ser ungido líder del PP, el secreto mejor guardado por Alberto Núñez Feijóo se ha desvelado por fin: su sueldo como máximo dirigente del partido. Pese a lo que mandata la ley, el PP ha mantenido ocultos los emolumentos que el gallego cobra por su cargo orgánico y al margen de los salarios públicos. Las normas de transparencia de las Cortes Generales han permitido conocer que en 2022 tras su llegada a la cima del PP Feijóo cobró a través de tres vías diferentes: del Senado, del grupo parlamentario y del propio partido. Según esos datos públicos, desvelados este miércoles por elDiario.es, el líder de la derecha se embolsa hasta 14.750 euros mensuales en tres partidas.


Feijóo aumentó en más de 600.000 euros su patrimonio en dos años

Más

El primer sueldo de Feijóo que se hizo público fue el de senador. Y solo porque la cantidad que cobran los cargos electos es pública. El líder del PP recibe una remuneración de la Cámara Alta de 70.121 euros brutos anuales, similar a la de cualquier senador de fuera de Madrid que no tiene ningún cargo institucional dentro del Parlamento, como sí tienen los portavoces de los grupos o los miembros de la Mesa y de las comisiones. 

Feijóo comenzó a cobrar este sueldo a finales de mayo de 2022, cuando asumió su papel como senador. Era, en principio, su único ingreso. Al menos desde el PP nunca reconocieron que el líder del partido recibía otros ingresos por su cargo. Él mismo dijo antes de ser ungido presidente del PP que no sabía lo que iba a cobrar por esta responsabilidad orgánica.

Los periodistas han intentado saber formalmente si el PP pagaba alguna asignación a su líder. A él, y al resto de miembros del Comité de Dirección. La respuesta siempre fue la de ocultar estas cantidades. Incluso el Consejo de Transparencia exigió al partido que hiciera públicas las cantidades, pero el PP hizo caso omiso.

Pero la presión sobre el PP para informar del sobresueldo de su líder se hizo insostenible durante la precampaña de las elecciones generales del 23 de julio. Un mes antes, el 27 de junio, el presidente del Senado, Ander Gil, conminó formalmente a Feijóo a comunicar a la Cámara su sueldo como líder del PP.

Los senadores y diputados, así como otros cargos electos, tienen la obligación de hacer ante el Parlamento una declaración de bienes y rentas cuando toman posesión de su acta, así como al cesar. Salarios, otros ingresos, propiedades, fondos de inversión, acciones, vehículos, etc. Pero, además, la norma de las Cortes Generales impone que los cambios que se produzcan durante el mandato también deben ser comunicados por la misma vía. Feijóo, sin embargo, no informó al Senado de su sueldo como líder del PP. Por eso, Gil instó por escrito al senador para que lo hiciera antes de terminar la legislatura.

El dirigente gallego no lo hizo ante la institución pública que se lo exigía. Pero su equipo filtró a unos pocos medios una cantidad justo antes de arrancar la campaña: 39.260 euros en concepto de “gastos de representación” en los nueve meses de 2022 que pasaron desde su designación como presidente del PP. Una cantidad, dijeron, similar a la que ingresaba su predecesor en el cargo, Pablo Casado.

Esta cifra, extrapolada a un año completo, sería de unos 52.346 euros. Casado declaró cuando abandonó la política, en abril de 2022, un sueldo del PP de 54.912 euros.

Otro sobresueldo oculto

Aquellos días Feijóo se esforzó en restar importancia al sobresueldo y a su ocultación durante más de un año. En una entrevista en la cadena SER, el líder del PP aseguró que “todas las personas del Comité de Dirección (…) tienen un incremento de sus salarios por el partido”. Efectivamente, uno de sus vicesecretarios, Esteban González Pons, sí había comunicado al Parlamento Europeo su sobresueldo, mientras su jefe de filas se negaba a hacerlo ante las Cortes Generales de su propio país.

Un día después de que el PP difundiera que había cobrado 39.260 euros como gastos de representación, Feijóo dijo: “Los datos que hemos dado ayer incluyen la totalidad de las indemnizaciones que percibo como presidente del partido y como presidente del Comité de Dirección, que son similares a las que venía percibiendo el anterior presidente del partido”. Y concluyó: “Es la totalidad. No hay ninguna otra remuneración o gasto de representación por parte del PP”.

Pero era mentira. O una verdad a medias. Feijóo todavía tenía una segunda vía de ingresos oculta por su condición de líder del PP, aunque el dinero no sale formalmente de las arcas del partido, sino del Senado.

Los distintos parlamentos y asambleas españolas dan una asignación económica a cada grupo para sufragar sus gastos. Y cada partido decide qué hacer con ese dinero: pagar sueldos a personas contratadas, sufragar actos o acciones, invitar a asociaciones o personas para visitar la institución o hacer alguna intervención en algún evento, etcétera. Es un dinero de libre disposición que depende del resultado electoral.

Pues el Grupo Popular en el Senado destina una parte de dicha asignación a pagar un tercer sueldo a Feijóo como presidente del propio grupo. Un concepto que no todos los partidos contemplan (el PSOE y Podemos, por ejemplo, nunca lo han pagado). 

Por su condición de presidente del grupo parlamentario, algo que depende exclusivamente de su condición previa de presidente del PP, Feijóo ingresó en 2022 otros 31.850 euros brutos. Una cantidad que solo se ha conocido después de que elDiario.es accediera a la declaración de bienes presentada por el dirigente ante el Parlamento. Un sobresueldo que Casado, por ejemplo, nunca cobró.

Así, en un año completo, Feijóo ingresaría 70.121 euros del Senado (una cantidad que será similar en el Congreso a partir de este mismo jueves). Además, el líder del PP recibiría 54.600 euros brutos como presidente del grupo parlamentario. Y los 52.346 euros como presidente del PP.

En total, en un año, hasta 177.067 euros brutos. Dividido por los 12 meses, 14.750 euros.

Nueva casa en A Coruña

La declaración de bienes de Feijóo revela otra novedad. Hace apenas una semana, el pasado 11 de agosto, el líder del PP formalizó la compra de una vivienda y una plaza de garaje en A Coruña.

Feijóo acumula así un piso en Madrid (que alquila y por el que recibe una renta de 5.584,40 euros al mes) adquirido en 2001, además de otra vivienda y una plaza de garaje en Vigo adquirida ese mismo año.

La anterior declaración de bienes, la de mayo de 2022, reveló un incremento patrimonial de Feijóo de 600.000 euros. Su equipo lo justificó en la venta de una propiedad que nunca había figurado en sus declaraciones previas como diputado gallego y presidente de la Xunta.

Feijóo declaró durante años un “terreno” en Moaña, una localidad costera a los pies de la Ría de Vigo. Nunca reflejó el precio de la propiedad ya que, según informó oficialmente año tras año, estaba “pendiente” de “valoración catastral”.

Pero entre su última declaración como jefe del Ejecutivo gallego y la que registró en el Senado se produjo un cambio. El terreno desapareció y, en su lugar, apareció un abultado fondo en Abanca, una entidad bancaria fruto de la fusión de las cajas de ahorro gallegas y propiedad ahora de un grupo de inversores venezolanos.

El PP explicó entonces a elDiario.es que Feijóo había vendido una vivienda en Moaña. Es decir, el líder de la derecha edificó en su terreno para, inmediatamente, deshacerse del activo. Un activo que nunca estuvo reflejado como tal en sus declaraciones.

———————–

Cómo frenar las mentiras

En la campaña del 23J ha quedado clara la tremenda importancia que tiene la prensa libre, que depende de sus lectores y no le debe nada a nadie más. La inmensa mayoría de los grandes medios son propiedad de bancos, de fondos y grandes grupos de comunicación. La gran mayoría de ellos han blanqueado a los ultras y están bajo el control de la agenda que marca la derecha.

Por eso te pedimos tu apoyo. Necesitamos crecer. Contratar a más periodistas. Reforzar nuestras ediciones locales frente a las mentiras de los gobiernos locales y autonómicos de la extrema derecha. Fichar a más reporteros de investigación. Nos hace falta llegar a más gente, construir un periódico más grande, capaz de contrarrestar la brutal ola de propaganda conservadora a la que nos vamos a enfrentar. Y que dejará pequeña la que hemos vivido en esta sucia campaña electoral.

Si te preocupa el futuro de este país, apóyanos. Hoy te necesitamos más que nunca porque nuestra labor es más necesaria que nunca. Hazte socio, hazte socia, de elDiario.es.

You may also like...