Jane Mansbridge, la filósofa política de la amistad | Ideas de perfil

Jane MansbridgeLuis Graneña

Jane Mansbridge (Nueva York, 1939) dice que al inicio de la carrera el movimiento era la esperanza, y ahora, el minedo. Durante los últimos cincuenta años, las relaciones entre política y feminismo de esta prestigiosa política han sido cruciales para la evolución hacia una sociedad más inclusiva. Cuando recibió el premio Johan Skytte, considerado el Nobel de ciencias políticas, en 2018, el juez declaró que Mansbridge había moldeado su “comprensión de la democracia en su forma y representación directa, con sabiduría, compromiso profundo y teoría feminista”.

Para explorar tus ideas, nada mejor que sumergirte en ellas. Feminismo, democracia y poder (Gedisa, 2023), volumen que contiene los textos esenciales de Mansbridge en español, de 1980 a 2023, y que fue publicado con la edición de Felipe Rey Salamanca, académico colombiano especialista en su obra. Sigo el comentario vía correo electrónico, pues Mansbridge es uno de los pensadores más completos, porque «es un filósofo, político y teórico normativo», y no sólo celebra su brillantez en el campo profesional, sino también su integridad como persona. “Cierra los ojos cuando pienses y te invito a pensar con ella. Como buenos amigos, siempre te dicen la verdad. Y ha incorporado a su carácter los ideales de la democracia deliberativa: es atento y receptivo, pero habla con claridad y ferocidad”.

Mansbridge se licenció en Ciencias Políticas en la Universidad de Harvard a los 32 años, coincidiendo con la época del segundo feminismo, en el que participó activamente. Así que a las mujeres se les prohibió el acceso a la biblioteca de la universidad y no tenían profesor en el departamento de historia. En 2020 ganó el título de profesora emérita de Harvard, donde trabajó durante 24 años. Su activismo no sólo contribuyó a la igualdad de las mujeres en el ámbito académico, sino que se convirtió en una de las profesoras más emblemáticas de la Kennedy School of Government, donde impartió Liderazgo Político y Valores Democráticos. Dos premios levantan su nombre.

Si desea recibir un procesamiento de período de calidad, regístrese.

suscribir

Sus orígenes son humildes. Criado en Weston, Connecticut (una ciudad de 10.000 habitantes), y cantando con encanto en el coro de la iglesia de Domingos. Hija de un matrimonio de clase media (su madre se graduó en la escuela secundaria y trabajó como bibliotecaria de investigación una vez que sus hijos se graduaron y su padre fue editor en Cambridge University Press), creció sin televisión, su amiga todavía iba a la escuela en los años intermedios. Quizás esa experiencia explique por qué su activismo siempre se ha basado en el respeto y la consideración hacia los demás.

Una de las aportaciones más significativas de Mansbridge es el concepto de democracia unitaria o de amistad, desarrollado en 1980, y que se basa en la igualdad, la empatía, el diálogo y el consenso. Se opone al modelo democrático actual, que llama democracia adversarial y considera al enemigo o al conflicto como condiciones intrínsecas de la política.

Mansbridge inicia una videoconferencia casi normal en su tiempo libre antes de acostarse. No pierde un ápice de lucidez, humor y simpatía (su voz es dulce, cálida) al tiempo que señala que «prevenir las guerras es una de las prioridades fundamentales de la humanidad en la actualidad». Una de las formas de obtenerlo se reporta, a través de los nuevos grupos de ciudadanos seleccionados en el Azar (lotería democrática) «como modelo de captación de votos, donde el primer objetivo de los ciudadanos no era poder ganar las elecciones, entender los problemas y problemas «. proponer políticas públicas efectivas”. En este sentido, hemos creado un escenario hipotético para abordar la situación política actual en España: “Imagínense que 250 españoles, elegidos al azar y representando diferentes clases e ideologías, decidan, por ejemplo, con un 85% de alcalde, que otorgar amnistía a los Los separatistas catalanes son útiles para sanar las divisiones del país. Si este grupo explicara los motivos de su decisión, la reacción del público sería muy diferente a la actual».

A nuestros 84 años seguimos escribiendo, ahora feminismo cotidiano (Feminismo cotidiano), un libro basado en entrevistas a mujeres jóvenes introducidas a principios del siglo XX. Al mismo tiempo, ayuda a la cineasta Elizabeth Wolff en un documental que explora el movimiento feminista en EE UU de 1960 a 1980. En su vida personal, es la principal cuidadora de su marido, un intelectual distante, al que Jane describe como el hombre mayor. persona inteligente que conoció y que ahora sufre demencia. La motivación para mantenerse activo es mayor que lo importante. “A medida que persisten los problemas que me preocupan, la necesidad constante de aclaración conceptual e informativa sobre las ideas y acciones de los demás me ha dado el impulso para seguir la reflexión y pedir ayuda”.

Jane Mansbridge señala la posibilidad de una guerra nuclear, el cambio climático y el mal uso de la IA como catalizadores del fin del mundo tal como lo conocemos. “Estoy realmente preocupado por el futuro de mi cumpleaños”, comenta. En el prefacio de su libro se abraza el método existencial de nuestra época y se plantea la necesidad de legitimar el ejercicio del poder. “Siempre debemos entender y practicar la resistencia”.

Fijar aquí al boletín semanal Ideas.

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_

You may also like...