Moscú desecha el acuerdo de granos del Mar Negro – POLITICO

El Kremlin dijo el lunes que se rescindió un acuerdo negociado por la ONU para permitir el paso seguro de las exportaciones de granos ucranianos a través del Mar Negro, diciendo que las condiciones de Rusia no se habían cumplido.

«Los acuerdos del Mar Negro han dejado de aplicarse hoy», dijo Dmitry Peskov, secretario de prensa del presidente Vladimir Putin, citado por la agencia de noticias estatal TASS.

«Como dijo anteriormente el presidente de la Federación Rusa, la fecha límite es el 17 de julio. Desafortunadamente, la parte relativa a Rusia en este acuerdo del Mar Negro aún no se ha implementado. Por lo tanto, su vigencia ha terminado», dijo Peskov.

«Una vez que se cumplan las condiciones rusas, la Federación Rusa volverá a implementar el acuerdo», dijo.

Rusia notificó a las otras partes su retiro de la iniciativa en una carta enviada al Centro de Coordinación Conjunta con sede en Estambul, que se creó para monitorear la implementación del acuerdo, confirmó un funcionario de la ONU a POLITICO.

La Iniciativa de Granos del Mar Negro, negociada por primera vez por la ONU y Turquía hace un año a raíz de la invasión rusa de Ucrania, se renovó por última vez el 17 de mayo por dos meses. Hasta el momento, se han exportado alrededor de 33 millones de toneladas métricas de granos y semillas oleaginosas en virtud del acuerdo, que se ha extendido tres veces, ofreciendo un salvavidas a los agricultores ucranianos y los países del Sur Global con escasez de alimentos.

El ministro de Asuntos Exteriores holandés, Wopke Hoekstra, condenó la medida de Moscú y dijo que amenazaba los precios de los alimentos y la estabilidad del mercado. “Es absolutamente inmoral que Rusia continúe armando la comida”, dijo Hoekstra. Pío.

‘Suficiente es suficiente’

Moscú ha dicho repetidamente que no aceptará otra extensión, diciendo que no ve los beneficios del pacto. Las sanciones occidentales «ocultas», dice el Kremlin, están obstaculizando las exportaciones de alimentos y fertilizantes de Rusia, y violan un segundo acuerdo alcanzado en julio pasado en virtud del cual las Naciones Unidas se comprometieron a facilitar esas exportaciones durante tres años.

El martes pasado, el secretario general de la ONU, António Guterres, envió una carta a Putin presentando una propuesta de compromiso para cumplir con la demanda del Kremlin de que el Banco Agrícola Estatal de Rusia sea readmitido en el sistema de pago SWIFT.

Sin embargo, dos días después, Putin reiteró que no se habían cumplido las condiciones para la extensión del pacto por parte de Rusia. “Hemos ampliado voluntariamente este supuesto acuerdo muchas veces. Muchas veces. Pero escuche, finalmente ya es suficiente”, dijo el presidente ruso en una entrevista televisada el jueves por la noche.

«Rusia está exportando una cantidad récord de granos», dijo el embajador Jim O’Brien, jefe de la Oficina de Coordinación de Sanciones del Departamento de Estado, a POLITICO en una entrevista antes del anuncio del lunes en Moscú.

«No hay evidencia de que a Rusia se le impida exportar», dijo, y agregó que la UE, EE. UU., el Reino Unido y la ONU estaban trabajando muy de cerca con compañías específicas que, según se dice, enfrentan dificultades para abordar sus preocupaciones.

El último barco

El último barco que viajó bajo el pacto partió del puerto ucraniano de Odessa el domingo por la mañana, según Reuters. Antes de la fecha límite del 17 de julio, los envíos cayeron, cayendo a 1,3 millones de toneladas métricas en mayo desde 4,2 millones en octubre pasado, y no se han registrado nuevos buques bajo la iniciativa desde finales de junio.

Kiev, que acusa a Moscú de sabotear el acuerdo, prepara rutas alternativas para la exportación de cereales y oleaginosas.

Mientras tanto, las agencias de ayuda se preparan para el impacto del fin del acuerdo en los precios mundiales de los alimentos, que dicen que afectará más a los más vulnerables del mundo en los países con escasez de alimentos.

Los precios del trigo subieron un 3 por ciento el lunes, elevando las ganancias acumuladas desde mediados de la semana pasada a un 12 por ciento, dijo Carlos Mera, jefe de mercados de materias primas agrícolas de Rabobank. Sin un acuerdo, Ucrania tendrá que exportar la mayor parte de sus granos y semillas oleaginosas a través del río Danubio, elevando los costos de transporte y logística y deprimiendo los precios para los agricultores, que luego podrían sembrar menos, dijo.

«Esta situación significa que los países pobres de África y Medio Oriente serán más dependientes del trigo ruso», dijo Mera.

El retiro de Rusia de la iniciativa «sería el único responsable de un golpe devastador a la seguridad global de granos», dijo O’Brien. “El presidente Putin es muy consciente de que si decide defender o poner fin a este acuerdo, causará grandes problemas al Sur Global”.

You may also like...