Sánchez llama a Europa defensora del orden internacional en Gaza «como en Ucrania» sin esperar a Estados Unidos

Pedro Sánchez vio en ello un paso más en el reconocimiento del Estado de Palestina y quiso que Europa dé ejemplo de liderazgo ante el mundo en la defensa del derecho humanitario internacional. El presidente del Gobierno hizo esta petición desde Dublín, reuniéndose con su homólogo irlandés para delimitar las reticencias de Estados Unidos hacia Israel y tomar medidas inmediatas para evitar la masacre en Gaza.

«Tuvimos que demostrar al mundo que en Europa también hay actores coherentes que defienden el respeto del orden internacional en todos los casos», dijo, refiriéndose a la postura de la administración Biden, que no mencioné específicamente.

Tras informar al presidente español del planteamiento americano de que el reconocimiento de Palestina se produjo al final de una negociación con Israel y que no era el punto de partida de un proceso de paz, que es la posición que defiende España, Sánchez se limita a volver a indicar su propia autonomía para desplegar la política exterior española.

“En esta declaración reconocemos la soberanía nacional y, evidentemente, la competencia que tenemos todos los Estados para poder definir nuestra política exterior. Sí, eso es exactamente lo que está teniendo el Gobierno de España”, dijo en referencia a los postulados del Gobierno Biden.

En su discurso en Dublín, el jefe del Ejecutivo español pidió a las potencias europeas «que no miren hacia otro lado» ni que esperen que sean «otros» quienes tomen la iniciativa. «Aunque haya vidas en juego, no nos parece aceptable, independientemente de si esas vidas están en Ucrania o en Oriente Próximo», asegura.

El desfile en Dublín sirvió para certificar que España e Irlanda están perfectamente alineadas en el camino del reconocimiento de Palestina como punto de partida de un proceso de paz, postura que mantiene el ejecutivo irlandés ante el próximo primer ministro electo, Simon Harris.

“La comunidad internacional no podrá ayudar a Palestina si no reconoce su existencia. Nuestros dos países nos hemos comprometido públicamente a reconocer a Palestina como Estado lo antes posible, cuando las condiciones sean adecuadas. Y también coincidimos en apoyar el reconocimiento de Palestina como miembro de pleno derecho de Estados Unidos”, afirma Pedro Sánchez.

Antes, en su escala en Oslo, el presidente español también decidió organizar un compromiso de coordinación con su homólogo noruego en la misma línea planteada con Irlanda. “Estamos reconociendo que el reconocimiento del Estado palestino es una condición para la implementación de la solución de dos Estados, en línea con el plan de partición de las Naciones Unidas de 1947”, firmaron ambos mandatos en una declaración conjunta.

Así, Pedro Sánchez, al igual que el primer ministro de Noruega, Jonas Gahr Støre, escribió una dura crítica a los postulados de Israel en respuesta al atentado terrorista de Hamás en octubre, que también condenó enérgicamente. España y Noruega se han referido a un «uso indiscriminado y desproporcionado de la fuerza» por parte del Gobierno de Netanyahu, al que acusa directamente de violar el derecho internacional humanitario.

El primer ministro noruego no descartó el traslado de su país a España, aunque dependía del contexto. «España y Noruega tienen un punto de vista similar sobre la importancia de este reconocimiento y sobre el proceso» pero la «decisión final depende del contexto y en qué momento», añadió antes de aclarar que ambos países trabajarán «codo condominio» en La solución de dos Estados.

Sánchez continuará la próxima semana con su campaña para sumarse a los miembros europeos en el bloque de países dispuestos a ceder definitivamente y reconocer el Estado de Palestina, aunque el presidente del Gobierno cree que estará disponible para hacerlo ante la verdad.

La respuesta de gobiernos como Noruega o Irlanda debería complementar uno de los requisitos solicitados por Pedro Sánchez, que habría pedido a España no afrontar el reconocimiento de Palestina en solitario y con la ayuda de un puñado de socios. “El momento es el mismo de siempre”, dice en Dublín. Por el momento, el próximo desfile del presidente será esloveno y bruselense, será la última vez que se reúna el Consejo Europeo. Y antes nos reuniremos en la Moncloa el próximo lunes con el nuevo primer ministro de Portugal, Luís Montenegro.

You may also like...