se intensifican los ataques con drones sobre Moscú y la capital rusa se muestra vulnerable

Un rascacielos en la capital de Rusia, Moscú, fue atacado por un dron por segunda vez en dos días, confirmó el alcalde de la ciudad, Sergei Sobyanin. En realidad varios artefactos no tripulados invadieron al capital por la noche y muchos fueron derribados, indicó el funcionario.

El ministerio de defensa de Rusia culpa a Ucrania por los últimos ataques. El rascacielos atacado es el hogar del ministerio de desarrollo económico de Rusia.

El dron alcanzó el piso 21, donde está el Ministerio de Desarrollo Económico. Las imágenes del incidente mostraban que faltaban varios paneles de vidrio, lo que dejaba ver el interior carbonizado, y alrededor de una docena más presentaban daños. De acuerdo con el regidor, 150 metros cuadrados de la fachada de vidrio presentaban daños.




Las imágenes del incidente mostraban que faltaban varios paneles de vidrio. Foto: EFE

Oro de los edificios atacados en Moscú ya había sufrido daños en un incidente similar hace dos días.

El motivo por el que el mismo edificio fue alcanzados dos veces seguidas no estuvo claro de inmediato. En ambos incidente, el ejército ruso dijo que los drones que alcanzaron el rascacielos fueron interceptados antes del impacto.

Y hay más: Rusia también dice que destruyó tres barcos no tripulados ucranianos que intentaban atacar dos barcos rusos en el Mar Negro.

El domingo, el presidente ucraniano Volodimir Zelenski advirtió que la guerra regresaría a Rusia, y al día siguiente el Kremlin ordenó el bombardeo con misiles de pueblo natal, matando seis personas, entre ellas un nene de 10 años.

Este martes, un asesor de Zelenski, Mykhailo Podolyak, insistió en que Rusia verá «más drones no identificados».

Podolyak dice que la ciudad “se está acostumbrando rápidamente a una guerra en toda regla, que, a su vez, pronto finalmente se trasladará al territorio de los ‘autores de la guerra’ para cobrar todas sus deudas”.

Y describe que “todo lo que sucederá en Rusia”.

 Ucrania no se ha atribuido la responsabilidad del ataque de este martes ni de otros ataques similares en los últimos meses.

Fuera de los planes del Kremlin

Los ataques con drones en la capital rusa, independientemente de quién los haya lanzado y desde dónde, son el recordatorio más gráfico hasta ahora para los rusos de que la guerra del presidente Putin está cosechando exactamente lo contrario de lo que pretendía lograr, opina Frank Gardner, corresponsal de Seguridad de la BBC.

Allá por febrero de 2022, cuando la invasión se presentó como una “operación militar especial”, el Kremlin anunció que era fundamental para hacer más segura la patria. Eso ahora es evidentemente falso.

Los ataques con aviones no tripulados que golpean a Moscú siguen siendo minúsculos en comparación con los bombardeos diarios acumulados en Ucrania con una combinación letal de aviones no tripulados, misiles y bombas planeadoras rusas e iraníes.

Los ataques y los combates

Los ataques de este martes se asemejan a los del domingo.

Según Rusia, la intensificación de los ataques sobre la región de la capital refleja los fracasos de la contraofensiva ucraniana.

Los repetidos ataques con drones subrayan además la vulnerabilidad de Moscú mientras la guerra rusa en Ucrania se adentra en su 18° mes.

Durante la noche, las fuerzas rusas atacaron Jarkov, la segunda mayor ciudad de Ucrania, con drones Shahed de fabricación iraní, dijo el gobernador de la región homónima, Oleh Syniehubov. Uno de ellos impactó contra un edificio de tres alturas de una institución educativa en el distrito de Saltivka y destruyó parcialmente los dos pisos superiores y el tejado. En el momento del incidente no había nadie en el interior del inmueble.

Otros tres aviones no tripulados alcanzaron las instalaciones de un complejo deportivo en el distrito de Shevchenkivskyi de la ciudad, causando daños en el edificio de dos plantas del recinto y lesiones a un guarda de seguridad de 63 años, explicó Syniehubov.

El martes en la mañana, las fuerzas rusas bombardearon la región de Jersón y alcanzaron un centro de salud, indicó el gobernador de la provincia, Roman Mrochko. Un doctor falleció y una enfermera resultó herida, añadió.

Fuente: Redacción Clarín con información de Associated Press y BBC News

You may also like...