«Somos imprescindibles para el futuro de la izquierda»

Alberto Garzón formalizó esta vida en representación del coordinador federal de Izquierda Unida. Ante los miembros de la ejecutiva del partido, el exministro de Consumo hizo un breve balance de sus dos años al frente de la organización que culmina con el desenlace, luego se defendió. Con el partido de gobierno en Gobierno, una legislatura más grande y como una de las piezas fundamentales con lo que Yolanda Díaz aportó a la construcción de Sumar, Garzón vaticinó que la formación es “fundamental para el futuro de la isla”.

Garzón afirmó en su discurso de despacho que su marcha se hace “por fases”. En realidad, anunció que no repetiría como candidato en las listas de Sumar para el 23J y durante estos meses desarrolló una expedición definitiva de primera línea política que anunció hace sólo unas semanas en un documento a la militancia. “Esta es una decisión muy reflexiva y formó parte de la hoja de ruta para la que personalmente me tomé el tiempo. Esperaba en este momento sincronizar mi decisión final con el cambio de fase política”, describe este texto.

Su exlíder de Union Island tuvo cierta respuesta a su paso al frente de la organización, que sus momentos “muy difíciles”, dijo. “He visto vívidamente momentos políticos muy complicados, de dificultad económica, de poder armar equipos, de tener fuerza suficiente para las cosas que apreciamos. Lo conseguimos. Culmina una etapa que culmina con éxito”, defendió estos hechos ante el coordinador federal, quien deberá ratificar la creación de una gestora para la preparación de la próxima asamblea, donde se renovarán los dirigentes.

Garzón registró el tiempo en el que acudió a la coordinación en un momento político complicado para Izquierda Unida en el que la irrupción de Podemos viró con relegar al partido a la irrelevancia. En las elecciones de diciembre de 2015, Podemos reunió 69 diputados, mientras que IU lo hizo con dos duras sentencias. En los próximos cómics, Garzón ha pactado con Pablo Iglesias para sumarse a una coalición que también se repetirá en 2019, y que daría origen al primer Gobierno de coalición de la democracia. El dirigente de UI se sumó a esta ejecutiva como Ministro de Consumo.

Hoy la situación es muy diferente. Dentro de la coalición Sumar, IU y Podemos ostentan el mismo peso, cinco diputados, y los de Ione Belarra ya no están en el Gobierno, mientras que Sira Rego toca el bando de Infancia y Juventud. Campaña “Recuerdo esa” [de 2015]. Rompamos las predicciones de que estamos a punto de desaparecer. Logramos que IU con muchas dificultades, desde esa humildad, modestia, sea una fuerza que contribuya a transformar este país”, dijo hoy Garzón.

“Siempre sabemos que somos necesarios pero sólo que no podemos. Lo hicimos con Podemos. Ahora en la Marca de Sumar. Siempre hemos defendido esa filosofía y nos ha permitido tener un país bastante destacado. Con este modesto pero imprescindible aporte, hoy no aspiramos a un país con un gobierno de coalición progresista”, subrayado. “Estemos profundamente orgullosos del resultado que logramos”, reiteró.

El ex ministro dijo que es un «honor» haber ejercido el cargo de coordinador federal que ahora abandona y vaticinó que «cambian los trinchadores pero no las luchas». “Vamos a seguir conociendo a todos los muchachos. Es nuestra causa que podemos etiquetar como queríamos pero que hemos encontrado en las calles, en los movimientos, en las instituciones que defienden la vida mejor de la clase trabajadora, la protección del planeta, la lucha contra el patriarcado y la paz», argumentó.

Y envió un último mensaje: “Seamos una pieza indispensable para el futuro del mundo. Una persona puede jugar un papel juntando las piezas de las diferentes personas que no siempre parecen encajar bien pero hay que hacerlo para que la sociedad encuentre una herramienta que pueda mejorar sus vidas.»

You may also like...