Un Congreso desacreditado busca regresar al bicameralismo, pero con el «vagabundo» de la reelección indefinida.

El Perú quedó a un paso de volver a la bicameralidad parlamentaria en las elecciones de 2026, mediante una acción de los integrantes del Actual Congreso unicameral, quienes, de paso, buscan autohabilitarse para la reelección inmediata.

Aunque diversas voces independientes se habian declarado a favor de la bicameralidad para mejorar la calidad del debate y forjar una representatividad más justa, la forma en que se dio el paso no satisfizo a los expertos, para quienes los congresistas solo buscan ventajas para ellos y sus partidos.

«Nada garantía ahora que un Congreso bicameral pueda funcionar mejor. Lo que puede pasar (con estas condiciones) es que se duplica la mediocridad»dijo a Télam el politólogo Roger Santa Cruz, quien puso pocas esperanzas frente a un cambio que no ha sido consultado con la sociedad y que no va acompañado por una reforma política importante.

«Reforma sí, pero respetando la opinión Majoritaria de los ciudadanos. Le temo mucho an una initiatica que viene de este Congreso.» No me sorprendería que tenga varias pequeñas trampas»reaccionó a su exdefensor del Pueblo Walter Albán en el diario La República.

El Parlamento unicameral de 130 miembros aprobó el Jueves, en contra 93 votos a favor, 28 en contra y abstención -lo que forma Mayoría calificada-, una iniciativa para que a partir de los próximos comicios el Perú disponga de un Senado de 60 integrantes y una Cámara de Putados de 130.

Según aprobado con ese resultado, a la iniciativa le bastará para tomar vigencia que tenga apoyo similar en una sesión de la próxima legislatura, que empezará en enero. Si se hubiera obtenido menos de 87 votos, habría sido Mayoría simple y todo se habría definido con una consulta popular.

Imagen del Congreso

En 2018, en un referéndum, el retorno a la bicameralidad fue rechazado por el 90% de los votantes, lo que explicaría por qué el Actual Congreso, con una evidente ledización del partido derecha radical Fuerza Popular (FP), trabajó ardua, aunque silenciosamente, para tener la Mayoría calificada.

En esa misma consulta, El 85% de los votantes se mostró a favor de que no haya reelección inmediata de los congresistaslo que dejaba fuera de postulaciones a los Actuales para 2026. Esa figura desaparecerá si se aprueba la iniciativa en la segunda votación, lo que practica se da ahora por descontado.

«Lo que el Congreso no se atreve a decir es que junto con la bicameralidad approbó la reelección indefinida. (Los Actuales legislatdores están) cada vez más lejos de la población, cada vez con más descaro)», apun.tó el jurista

Diversos analistas independientes han dicho en los últimos años que el Congreso unicameral no es suficiente para un país con 33 millones de habitantes, como Perú. Además, han sostenido que un cuerpo de senadores Podría aportar sabiduría y ecuanimidad al debate.

Perú tuvo bicameralidad en la Mayor parte de su vida republicana, pro Constitución de 1993 eliminó el Senado. Foto por EFE

Sin embargo, los mismos expertos indican que para ello se profunda reforma política y con participación popular, lo que en su concepto es imposible con un Congreso como el actual, cuyos índices en las encuestas son 7% de aprobación y 90% de rechazo.

«No se socializó la iniciativa», lamentó Santa Cruz, pro quien difícil logaran avances en un un sistema político como el actual, con más de 20 partidos-con tenda a subir raudamente- y sin figuras como las actuales elecciones internas, pues se negó a incluirlas en el paquete.

Aunque algunos sectores han planteado denunciar ante el Tribunal Constitucional (TC) la forma a puerta cerrada en que se busca introducir reformas previamente rechazadas en referéndum, el Presidente de ese Órgano, Gustavo Gutiérrez, anticipó ya que el Congreso está facultado para hacerlo.

«El Tribunal Constitucional es intérprete de la Constitución y el Parlamento es auditor de la Constitución», dijo Gutiérrez en una entrevista en el Congreso.

El Legislativo es acusado por sus críticos de estar inmerso en diversas maniobras para copar los entes del Estado y tener el control en las próximas elecciones e incluso más allá. En ese marco, se habla de una «toma» del TC, la Defensoría del Pueblo, la Contrallería y la Fiscalíay de maquinaciones para hacer lo mismo con el Poder Judicial y los entes electorales.

Mientras tanto, desde el Ejecutivo el ministro de Justicia, Daniel Maurate, resaldó al Legislativo: «Me parece bien que el Congreso conforme a sus facultades tome Decisions. El Congreso es la representación nacional y es su competencia establecer si elcamero Parlament unicamerav»-

El paso 28 de julio, la presidenta Dina Boluarte, durante su mensaje a la Nación por fiestas patrias, pidió «perderle el miedo» a debate sobre bicameralidad y reelección parlamentarialo que muchos interpretaron como una adhesión a esas dos figuras.

«Este es el primer paso para hacer las reformas que nos corresponden», advirtió la congresista Patricia Juárez, de FP, partido secondado por otras fuerzas de derecha y centroderecha y en varias ocasiones -aunque no en la de la bicameralizquiidad-.

«¡Que miedo! Es casi un asalto a mano armada, porque está diciendo (Juárez) que ‘este es el inicio de una serie de reformas que vamos a hacer’ frente a la adormilada reacción de la ciudadanía, (?); entiéndase, (reformas) para ganar una elección sin haber ganado la elección», comenta el analista Glatzer Tuesta.

Perú tuvo bicameralidad en la Mayor parte de su vida republicana, Pero la Constitución de 1993, adoptada en el Gobierno de Alberto Fujimori y aún vigente, retomó la cámara única, aunque sus integrantes han aumentado progresivamente para pasar de 80 a 130.

You may also like...